NBA PLAY-OFFS: MIAMI HEAT vs CHICAGO BULLS (Miami Arena, 1 Mayo 1996)

En estos momentos, mientras en Miami se vive una fiesta con el desfile celebrando el 2do título de la NBA de los Miami Heat, me toca recordar el tercer partido de los playoffs de 1996 jugado en Miami contra los formidables Chicago Bulls de Michael Jordan y compañía.

TEMPORADA 1995-96: esta temporada empezó con muchas expectativas para Miami, quien contrató a Pat Riley como entrenador y presidente de operaciones y sus primeros movimientos fueron las adquisiciones de Alonzo Mourning de los Charlotte Hornets a cambio de Glen Rice, Matt Geiger y Khalid Reeves y Tim Hardaway con Chris Glatling de los Golden State Warriors por Kevin Willis y Bimbo Coles. Walt Williams, Tyrone Corbin y Tony Smith fueron otras de sus contrataciones ese año. Los Miami Heat con, con un record 42-40 y 5 victorias en los últimos 7 partidos, clasificaron a los playoffs arrebatándoles el 8vo lugar de la  la Conferencia del Este a los Charlotte Hornets quienes perdieron 3 de sus últimos 4 juegos quedando con record 41-41.

PLAYOFFS: Luego del triunfo de Miami en Milkwaukee, el viernes 19 Abril, y a pesar que faltaba un partido, ya había asegurado su presencia en los playoffs donde los esperaban los Chicago Bulls con un increíble record de 72-10. Fue así que, al día siguiente, sábado 20, se pusieron a la venta las entradas en Ticketmaster y hasta uno de sus locales llegamos con Silvia para ver si teníamos la suerte de comprar entradas antes de que se agoten. A las 7:30 am encontramos una fila de cerca de 40 personas y como conocíamos la política de Ticketmaster de evitar que las personas duerman en las puertas para ser los primeros, me coloqué en la fila y luego que llegaron unas 30 personas más, se colocó Silvia en la misma. La política era que media hora antes que se inicie la venta de entradas a las 10 am, personal de Ticketmaster repartía tickets rojos numerados del 1 al 100 en el orden que se encontraban las personas en la fila e inmediatamente hacia un sorteo, siendo el número ganador el que pasaba primero de la fila y de ahí venían los correlativos hasta el 100 y empezaba de nuevo el 1. Para el sorteo yo tenia el número 40 y tantos y Silvia el 83 y el número sorteado fue el 79, así que al momento de rehacer la fila ya dentro del local, éramos los 5tos y con muchas posibilidades de agarrar un espacio en el Miami Arena.  El cajero nos adelantó que normalmente las entradas se iban a agotar en menos de 5 minutos, así que había que tener en mente 2 o 3 opciones de lugares para digitarlas rápidamente, salgan impresos los tickets y luego pagarlos en otra caja sin perder tiempo y así poder atender a más personas. A las 10 en punto se abrió el sistema y felizmente los 4 primeros avanzaron rápido, yo pedí 2 entradas para el 2do nivel detrás de los aros y felizmente me las aceptó, dos personas detrás mío también agarraron tickets y luego no quedaron sitios juntos solo algunos lugares separados cuyas lucecitas de dispobilidad se iban apagando en breves segundos. Cuando  finalmente imprimieron mis tickets, no lo podía creer: iba a ver a los Miami Heat en su tercera incursión en los NBA play-offs

Bulls y Heat cantando el Himno Nacional

JUEGO 3: 1ro MAYO (CHICAGO 112, MIAMI 91)El miércoles 1ro de Mayo, llegamos con Silvia al downtown temprano para encontrar estacionamiento y no perdernos detalle del evento. El Miami Arena era una fiesta, estaba repleto: 15,200 personas le ponían un ambiente increíble al recinto, mientras en la cancha calentaban ambos equipos. Los Bulls practicaban justo en el tablero más cercano a nosotros y no podía creer que estaba viendo Michael Jordan y a Scottie Pippen en persona. Este fenomenal equipo de los Bulls lo completaban el croata Tony Kukoc, Luc Longley y Ron Harper. Ingresando siempre Deniss Rodman y el recordado por sus tiros de 3 puntos: Steve Kerr. Después de entonar el himno de los EEUU, se inició el encuentro con algunos chispazos de Miami quien se puso adelante en el marcador con Alonzo Mourning, Walt Williams, Kurt Thomas, Rex Chapman y Tim Hardaway en el quinteto abridor. Sin embargo, los Bulls tomaron la ventaja a mitad del primer cuarto y lograron tener en algún momento una diferencia de hasta 31 puntos.

Durante un “time out” del partido

Miami venía de perder los dos primeros juegos en Chicago 102-85 y 106-75 y en ese entonces se jugaba al mejor de 5, osea que si Chicago ganaba nuevamente, los Heat quedarían eliminados por tercera vez en primera ronda de playoffs, como ocurrió la temporada 91-92 contra los mismos Bulls (3-0) y dos años depués contra los Atlanta Hawks (3-2). Lo anecdótico para nosotros durante el encuentro fue que en nuestra fila hasta el halftime siempre hubo un lugar vacío, sin embargo, a mediados del tercer cuarto ocupó el lugar un mendigo o “homeless”, como se les dice en EEUU, y empezó a hacerle barra a los Heat mientras de uno de sus bolsillos sacó un paquete donde había un pan que empezó a comer. No pasaron muchos minutos hasta que seguridad del Arena y la policía lo invitaron a retirarse, mientras el moreno decía que él tenía su ticket de entrada. Hubo aplausos, algunos “boos” y luego todo siguió con normalidad. El partido finalizó con triunfo de los Bulls por 112-91 con 26 puntos de Jordan (se pueden ver en el video) y 22 de Pippen. En Miami, Alonzo

Con el gran Don Shula, entrenador de los Miami Dolphins

Mourning fue el mejor anotador del partido con 30 puntos, pero poco pudo hacer contra el equipo que a la postre sería el campeón de la temporada al derrotar a los Seattle Supersonics 4-2 en las finales. Luego de los aplausos a ambos equipos, salimos del Miami Arena rumbo al estacionamiento y en las afueras del estadio Silvia me dice: “mira ahi está Don Shula !” y en efecto, caminando hacia su auto estaba el mítico entrenador de los Miami Dolphins de 1970 a 1995. Me acerqué y le pedí una foto, a lo cual accedió gustoso y pude tener este lindo recuerdo con uno de los más grandes entrenadores en la historia de la NFL. 

MARLBORO GRAND PRIX OF MIAMI (Homestead Motorsports Complex, 3 Marzo 1996)

Por segundo año consecutivo, Marlboro Penske Team nos invitó al Grand Prix of Miami gracias a la campaña de las Millas Marlboro en la cual participábamos canjeando premios y productos de un catálogo luego de juntar las etiquetas de millas que aparecían en las cajetillas de cigarros.  El año anterior (1995) nos llegó la invitación para las pruebas clasificatorias cuando la carrera se realizaba en las calles de downtown Miami y pudimos ver a Michael Andretti lograr la vuelta mas rápida para lograr el “pole position” del día siguiente, donde Jacques Villeneuve logró el triunfo y a fin de año el campeonato que le sirvió para dar el salto a la Formula 1 contratado por la escudería Williams.

En esta oportunidad,  el Grand Prix of Miami, la primera carrera de la temporada 1996 PPG IndyCar World Series, se realizó en el  nuevo autódromo de Homestead Motorsports Complex con una pista ovalada de 1.53 millas (2.457 km) y capacidad para 65,000 espectadores.  Las carreras clasificatorias que debieron llevarse a cabo el sábado fueron suspendidas por mal tiempo y se realizaron el mismo Domingo horas antes de la carrera quedando en el “pole position” el canadiense Paul Tracy #3.

En la tribuna con el grupo de peruanos

Durante la semana previa a la carrera habíamos coordinado con un grupo de amigos peruanos para ir todos juntos al autódromo que no estaba tan lejos de la casa y fue así que en esa mañana fría y con algunas posibilidades de lluvia llegué al autódromo con Silvia  y un amigo Alfonso Figuerola y empezamos a disfrutar del ambiente del “racing”. Antes de llegar a la tribuna había una especie de feria del Indy con diferentes stands donde vendían recuerdos de las diferentes escuderías, también podías tomarte fotos en los autos de carrera o con los uniformes y cascos de los pilotos, había puestos de comida, juegos para niños y otros entretenimientos. En el medio de la pista había una laguna donde hacían sky acuático, todo un espectáculo.

Antes de la partida, los autos de Alex Zanardi #4 y Al Unser Jr #2

Una vez en nuestros asientos, pudimos disfrutar de toda la previa de la carrera, la salida de los autos, los preparativos de los pilotos y todo el movimiento en la pista de carrera. Las posiciones de partida serían las siguientes: Paul Tracy #3, Gil de Ferran #8, Jimmy Vasser #12, Scott Pruett #20, Bobby Rahal #18, Greg Moore #99 y Robby Gordon #5. En el partidor había un poste donde te indicaban los números de los 4 primeros lugares y el número de vueltas, igualmente sobre la tribuna había un panel que nos mantenía informados sobre las posiciones y tiempos en la carrera.

Uno de los momentos mas emotivos fue cuando por los altoparlantes se escuchó el clásico: “Start your Engines” y en segundos empezaron a rugir los 27 motores de los coches ante la algarabía del público, para minutos después empezar a seguir al “pace car”, curiosamente manejado por el ex Quarterback de los SF 49ers Joe Montana, para las vueltas de calentamiento, luego de las cuales se daba por iniciada la carrera de 133 vueltas transmitida nacionalmente por ABC.

Silvia y yo en plena carrera

LA CARRERA: La carrera comenzó accidentada cuando en la partida Mark Blundell #21 y Roberto Moreno #34 perdieron el control de sus autos, chocando el segundo contra la pared y siendo retirado tempranamente de la carrera. Inmediatamente salió la bandera amarilla. Al principio pareció que ambos autos habían chocado pero la repetición probó que la causa del descontrol fueron las llantas frías al tomar la primera curva.

En la 5ta vuelta se reinició la carrera pero en esa misma vuelta volvió la bandera amarilla porque Michael Andretti #6 chocó con Mauricio Gugelmin #17 y perdió su ala delantera. La bandera amarilla se prolongó hasta la vuelta 8 por una garúa y en la vuelta 9 se reinició la carrera hasta la vuelta 17 donde nuevamente salió la bandera amarilla y luego la roja por una ligera lluvia, obligando a los autos a regresar a los pits hasta el clima lo permita.

Escenas del Grand Prix de Miami

La carrera se reinició en la vuelta 36 siendo las primeras tres posiciones las mismas que en la partida y estas se mantuvieron hasta la vuelta 82 donde un accidente dejó fuera a Alex Zanardi #4 , mientras que en los pits no pudieron solucionar un problema de transmisión y el líder, Paul Tracy #3, tuvo que abandonar la carrera.  La bandera verde volvió en la vuelta 102 e inmediatamente Jimmy Vasser #12 sobrepasó en tráfico a Gil de Ferran #8 y no abandonó el primer lugar hasta el final de la carrera, dejando al brasilero en el segundo lugar. El tercer puesto fue de fotografía cuando Robby Gordon #5 logró pasar en la línea de meta a Scott Pruett #20. El 5to lugar fue para Bobby Rahal #18, seguido de Christian Fittipaldi #11, Greg Moore #99 y Al Unser Jr. #2.

CURIOSIDADES:

• En este Grand Prix pudimos ver a ex corredores de Formula 1 como Michael Andretti, Alex Zanardi,  Stefan Johansson, Mark Blundell, Roberto Moreno, Christian Fittipaldi, Bobby Rahal y el 2 veces campeón mundial Emerson Fittipaldi.

• El 14 de Julio de este mismo año, en el Molson Indy Toronto, a falta de 3 vueltas, Jeff Krosnoff tuvo un terrible accidente. Tras hacer contacto rueda con rueda con el coche de Stefan Johansson, el auto de Krosnoff voló por lo aires sobre una barrera de concreto y el vallado de captura que recubre el circuito callejero. La valla no pudo desviar el coche lo suficiente como para evitar que golpee un poste de luz que estaba detrás de la barrera, partiéndose el auto en dos y falleciendo Krosnoff instantáneamente al igual que un asistente de campo a quien golpeó con uno de sus neumáticos.

• El 15 de Setiembre del 2001, durante una carrera de la Champ Car en el EuroSpeedway Lausitz, Alex Zanardi tuvo un gravísimo accidente mientras lideraba la carrera en las últimas vueltas. Después de una parada tardía en los pits, Zanardi salía de nuevo a la pista cuando aceleró bruscamente y perdió el control del auto. Patrick Carpentier fue capaz de evitarlo, pero Alex Tagliani no, y el coche de Zanardi fue impactado de costado, detrás de la rueda delantera, partiendo el monocasco por la mitad. La colisión le provocó la amputación de las dos piernas por encima de la rodilla.

FEDEX ORANGE BOWL: FSU VS NOTRE DAME (Orange Bowl, 1 Enero 1996)

Con la idea inicial de poder ver gratis los partidos y además ganarme un dinerito extra, por recomendación de un amigo de la chamba, a mediados de 1995  ingresé a trabajar a CSC (Contemporary Services Company  http://www.csc-usa.com), empresa dedicada a proveer personal para los eventos deportivos, musicales, entretenimiento y otros. Uno llamaba a comienzo de mes y programaba los eventos donde podía trabajar, te daban el código de registro, llegabas con el pantalón y zapatos que te indicaban un par de horas antes del inicio del evento y te entregaban tu polo, casaca y gorro de acuerdo a la labor que te encomendaran.  Básicamente elegía partidos de basket de los Miami Heat en el Miami Arena y pedía ser acomodador para poder estar cerca de la cancha, aunque algunas veces me tocó estar en la puerta de ingreso.

Al tener el día libre por feriado el Lunes 1 de Enero del 96, me ofrecí para trabajar en el Orange Bowl.  El estadio Miami Orange Bowl era la casa de los Miami Hurricanes y de los Miami Dolphins sus primeras 21 temporadas y ahí se jugaba el Orange Bowl que es un partido de post-temporada del futbol americano universitario y que algunas veces definía al campeón nacional.  Para este 1996 Fedex Orange Bowl llegaron dos grandes equipos: los Seminoles de la FSU y los Fighting Irish de Notre Dame, ambos con record 9-2 en la temporada y muchas ganas de mostrarse al país en este partido televisado nacionalmente por CBS.

El día del partido me presenté a trabajar al estadio a las 5 pm, 3 horas antes del partido, y cuando me registré ya habían designado a las personas que iban a trabajar de “ushers” (acomodadores) en los túneles de ingreso a la tribuna, así que tuve que esperar, junto con otros compañeros, una nueva indicación. Algunos minutos después, el supervisor pidió 4 personas para trabajar a ras de cancha y por supuesto, fui uno de los voluntarios elegidos. Mientras caminábamos por pasadizos debajo de las tribunas para llegar a la cancha, nos iban explicando nuestra labor, la cual consistía en levantar la red del arco antes del fiel goal para evitar que el balón vaya a las tribunas.

Entramos a la cancha y ya las tribunas estaban casi llenas (asistieron 72,198 espectadores)  y las bandas de músicos de ambas universidades apoyaban a sus equipos desde sus respectivas tribunas. El ambiente era espectacular y la sensación de estar en el mismo terreno de juego era increíble. Como faltaba aun casi 1 hora para el comienzo del partido, tuve tiempo de ir a un teléfono público ubicado cerca de una de las puertas de acceso a la cancha y llamar a la casa para pedirle a mis hermanos que graben el partido y avisarles que iba a estar detrás del arco de Florida State.

Este partido era especial también porque iba a ser el ultimo Orange Bowl a jugarse en este estadio (que sería demolido en 2008), por lo que habían muchos fanáticos con carteles de despedida al histórico recinto. Ambos equipos salieron a calentar y a ganarse los primeros aplausos del público. Realmente quedé sorprendido de la estatura de la mayoría de jugadores, especialmente de la línea ofensiva y defensiva. El movimiento al borde de la cancha es tremendo, hay cientos de personas, además de jugadores y staff de los equipos, que caminan y se mueven fuera de las líneas del terreno de juego, entre agentes de seguridad, coordinadores, supervisores, periodistas y fotógrafos, y justamente una vez comenzado el partido le pedí a un fotógrafo si podía tomarme una foto en la cancha, a lo cual accedió y me pidió mi dirección para enviármela. Cual sería mi sorpresa, semanas después cuando recibí una carta desde Japón con la foto. El fotógrafo era un corresponsal de ese país que se tomó la molestia de enviármela y a pesar que en la fotografía no se logra distinguir claramente el fondo del estadio, estaba realmente feliz del recuerdo.

El trabajo fue bastante sencillo, había que estar atento ante alguna posibilidad de “field goal” o “extra point” para jalar la soga y levantar la red. Si no me equivoco fueron 3 o 4 las oportunidades que nos pidieron levantar la red y no en todos los casos intentaron la patada, mientras tanto éramos privilegiados espectadores del juego. Con respecto al partido, este fue muy intenso de principio a fin con grandes jugadas y espectaculares atrapadas; el primer tiempo terminó con victoria parcial de FSU por 14-10, pero para el 2do periodo, Notre Dame se recuperó y luego de ponerse adelante y aparentemente asegurarse el triunfo, vio como FSU anotó 17 puntos en el último cuarto para lograr la victoria final de 31-26.  Las celebraciones y premiación en la cancha fueron muy emocionantes y luego que los jugadores se retiraron a los camerinos, nuestro supervisor nos envió a cuidar la puerta de salida de los equipos y formamos una cadena humana desde el estadio hasta el bus. Pudimos ver a los jugadores de Notre Dame que salían desconsolados, muchos de ellos con dificultad para caminar y eran saludados y vitoreados por los hinchas a su paso. Luego de esto y cerca de las 12.30 am recién pude retirarme a la casa y ver con tranquilidad el partido grabado, analizar con calma las jugadas que había visto en vivo y en directo y ver si yo salía en alguna escena y efectivamente en dos o tres repeticiones se me puede reconocer con mi polo amarillo celebrando o aplaudiendo alguna buena jugada detrás el arco.

Un par de semanas después, recibiría por correo mi pago por las 7 ½ horas de trabajo con una nota de agradecimiento por la ayuda en el Bowl de Año Nuevo, un cheque por 44.68 U$. Esta claro que este trabajo no era por dinero sino por la pasión de vivir de cerca y conocer el detrás de cámaras del deporte americano. Luego trabajé en algunos partidos más de los Heat y de los Florida Marlins, pero ninguno con la importancia y el recuerdo del 62nd Orange Bowl.

MANA EN CONCIERTO (James L. Knight Center, 21 Julio 1995)

MANA EN VIVO

Album Mana en Vivo

Escuché a Maná por primera vez cuando, viviendo en Miami, viajé a Lima de vacaciones a fines de Diciembre del 92 y “Rayando el Sol”  fue uno de los hits de ese verano del 93.  De este álbum Falta Amor (1990), que curiosamente tardó 2 años en tener éxito, también son los temas “Perdido en un Barco” y “Buscándola”.  Regresé a Miami con toda las canciones grabadas en cassette y con el nuevo álbum que ya empezaba a sonar  Donde Jugarán los Niños (1992) con éxitos como “La chula, “Oye Mi Amor”, “Vivir Sin Aire”, “Cómo Te Deseo” y “Me Vale”.

ENTRADA MANA

Entrada Concierto de Maná

Cuando a mediados del año 95 anunciaron que Maná se presentaría por primera vez en Miami, ya todos teníamos el álbum Maná en Vivo (1994) que era una compilación de las mejores canciones tocadas en concierto y sonaba en todas las fiestas y reuniones, así que no dudamos en ir.  El diario Nuevo Herald, bajo el título “Cae Maná sobre Miami”, informó sobre el concierto: “Tan solo cuatro discos y cae Maná por todas partes: coliseos llenos en Latinoamérica y Estados Unidos; ventas millonarias de discos, galardones y fanaticada.  El cuarteto mexicano Maná, una verdadera revolución de la música pop, es fusión de ritmos, ruptura de esquemas y armonía en las ideas; el grupo de los 90. Mana gusta a los jóvenes, claro esta; pero también a los mayores. Es una mezcla de rock con música pop y caribeña, muy bien tocada y con preocupaciones sociales y del medio ambiente”

Mana en el James L. Knight Center

Mana en el James L. Knight Center

El día del concierto llegamos al James L. Knight Center en la camioneta de mi primo Alex y cuando estábamos en  la puerta de ingreso al teatro, empecé a repartir las entradas y me di cuenta que faltaba una. Revisamos bolsillos, billetera, miramos si estaban pegadas y nada. Regresé corriendo revisando todo el camino recorrido, porque al bajar del carro había verificado que estaban las nueve,  y en el primer piso antes de las escaleras eléctricas, encontré la entrada que faltaba en el suelo toda pisoteada… fue un milagro que nadie la hubiese visto o recogido. Después del susto, porque alguien se hubiese quedado sin entrar, ya que las 4,500 entradas del concierto habían sido vendidas, nos ubicamos en el medio de la platea, en una excelente ubicación, donde nos encontramos con casi toda la colonia peruana que radicaba en Miami.

Con Silvia y Coco en pleno concierto

Con Silvia y Coco en pleno concierto

El concierto duró poco mas de 2 horas y fue espectacular,  ya que conocíamos y coreábamos todas las canciones, excepto las del nuevo álbum, Cuando los Angeles Lloran (1995), el cual aprovecharon el concierto para presentar,  y que tendría grandes canciones como “Déjame Entrar” y “Como un perro enloquecido”.  Hubo un momento en que luego de presentar a los demás integrantes, Alex (batería), Juan (bajo) y Sergio (guitarra), Fher empezó a saludar a todos los asistentes mencionando el nombre de sus países y luego de nombrar casi todos los países de Latinoamérica, se olvidó de mencionar Perú, dejándonos con las ganas de demostrar que éramos mayoría en el recinto.  Años después, en el 2003, antes de un concierto en Lima, Fher cometió un grave error al decir en Viña del Mar que el pisco era chileno lo que causó indignación entre los peruanos que incluso quisieron boicotear su presentación  y hasta hubo vetos temporales de su canciones en ciertas emisoras de radio. El día del concierto en el Jockey Plaza,  Fher se disculpó ante las casi 15,000 personas asistentes por la controversia ocasionada por sus declaraciones y afirmó que lo sentía mucho. Mientras cantaba “Rayando el Sol”, Fher gritó que el pisco es peruano y cuando interpretó “Clavado en un bar” cambió la letra de bebiendo tequila por bebiendo pisco y finalmente dijo: “el pisco es tequila para nosotros. Arriba el pisco peruano”, con lo que quedaron selladas las disculpas por el inoportuno comentario.

MLB: MARLINS vs PIRATES (Joe Robbie Satadium, 11 Junio 1995)

florida-marlins-logoHasta 1993, Florida no tenía un equipo profesional de béisbol en las Grandes Ligas y cuando empezaba la temporada beisbolística, había que ver por TV los partidos de los Yankees, los Medias Rojas o los Dodgers, pero todo eso cambió a las 2:12 pm del 5 de Abril de 1993, cuando el veterano pitcher Charly Hough realizó el primer lanzamiento oficial de los Florida Marlins en el Joe Robbie Stadium frente a una multitud de 42,334 espectadores. En su primer año los Florida Marlins terminaron con una campaña de 64 triunfos y 96 derrotas y nos dejaron grandes partidos, jugadas y nombres para el recuerdo como Benito Santiago, Gary Sheffield, Jeff Conine, Orestes Destrade, Bret Barbarie y el gran Chuck Carr.

Entrada Marlins vs Pirates

Entrada Marlins vs Pirates

A partir del año 1994 empecé a ir al estadio a ver a los Florida Marlins y aunque cuando recién llegué a EEUU me pareció un deporte super lento y con pocas emociones, poco a poco, entendiendo las estrategias y estudiando las estadísticas de los jugadores, me di cuenta que el béisbol puede ser un deporte fascinante y realmente lo empecé a disfrutar. Me hice fan de los Marlins, al igual que de los Dolphins en football y de los Heat en basket y seguía muy atentamente su campaña, viendo los partidos televisados o escuchando en la radio los encuentros cuando regresaba del trabajo y no había mayor emoción que escuchar al comentarista al final del partido decir: “And the Marlins are in the… WIN column !”

Jonathan y Carlos en el parking lot antes del partido

Jonathan y Carlos antes del partido

Para este partido del Domingo 11 de Junio de 1995 vs. los Piratas de Pittsburgh fuimos con mi amigo venezolano Carlos y su esposa, con quienes llegamos un par de horas antes para tomarnos unas cervecitas y comernos unos pollitos de KFC en el estacionamiento del estadio. Poco antes de las 6 pm ingresamos al estadio y nos ubicamos en nuestros lugares, en el jardín izquierdo del campo, cerca de la 3ra base. Desde que uno ingresa al estadio a ver béisbol, a diferencia de otros deportes, ve muchas familias con niños, quienes disfrutan de todas las tradiciones de este espectáculo. El partido empieza con el Himno Nacional de EEUU cantado siempre por alguna figura especial, luego normalmente se ejecuta el pitch de honor, para que finalmente el árbitro principal grite: Play Ball ! y los jugadores del equipo que le toca defender salen corriendo hasta alcanzar sus ubicaciones en el campo. En las tribunas están los infaltables vendedores de hot-dogs, maní y pop corn, también se escucha y se canta la tradicional canción: “Take me Out to the Ball game”, en las pantallas gigantes te hacen preguntas de trivia, también sorteos con los números de tus ubicaciones, filman y premian a la persona mas alegre, el público grita y aplaudo al ritmo de los acordes del órgano y todo el estadio se levanta a estirarse un poco en el clásico “7th inning stretching”.

Silvia y Jonathan durante el partido

Silvia y Jonathan durante el partido

Con Jeff Conine en firma de autografos

Con Jeff Conine en firma de autografos

En el partido, los Marlins empezaron mal y se pusieron 0-3 en contra al final del 4to inning, pero en una gran reacción empataron el partido al final de octavo. Lamentablemente, el gran cerrador Rob Nenn permitió una anotación de los Piratas en el último inning y los Marlins perdieron 4-3 en casi 3 horas de partido frente a 23,126 espectadores. Pasadas las 9 de la noche, salimos del estadio comentando el gran esfuerzo que hizo el equipo que no les alcanzó al final, nos tomamos las últimas cervecitas en el carro e iniciamos el camino de retorno a Miami.

Los Marlins celebran mientras Craig Counsell cruza el plato con la carrera ganadora de la Serie Mundial.

Los Marlins celebran mientras Craig Counsell cruza el plato con la carrera ganadora de la Serie Mundial.

 

NOTA FINAL:  En 1997, y con solo 5 años en la máxima división, los Florida Marlins llegaron a su primera final de Grandes Ligas frente a los Indios de Cleveland. El 26 de Octubre, en el 7mo y definitivo partido de la serie, el cual vi en directo en ESPN porque ya vivía en Lima, los Marlins empataron el juego a 3 en el 9no para llevarlo a extra innings y gracias a un hit del colombiano  Edgar Renteria en el 11vo inning, los Marlins lograron su primer título Mundial de béisbol. Todavía muchos recuerdan al pitcher cubano Livan Hernández, de extraordinaria actuación gritar en inglés: “I love you Miami !”  

 

En el año 2003, los Marlins llegan nuevamente a las World Series frente a los favoritos Yankees de Nueva York que contaba con el equipo más caro de la historia del béisbol, sin embargo los sorprendentes Marlins, luego de ir perdiendo la serie 1-2, ganaron los últimos 3 partidos para derrotar a los Yankees 4-2 y convertirse por 2da vez en campeones mundiales.

RAMONES (The Edge – Ft. Lauderdale, 20 Abril 1995)

Escuché por primera vez a los Ramones a comienzos de los 80’s en las fiestas juveniles del Regatas, donde repetiamos el Ba-ba-ba-ba, sonsonete de “I wanna be sedated”, sin saber el nombre de la canción ni quien la cantaba, hasta que mi primo Eduardo vino con la noticia que el grupo se llamaba Ramones y desde ahí empezamos a comprar y grabarnos todos los cassettes de sus primeros albumes Ramones (1976) · Leave Home (1977) · Rocket to Russia (1977) · Road to Ruin (1978) · It´s alive (1979) · End of the Century (1980) · Pleasant Dreams  (1981) · Subterranean Jungle (1983).  Luego en 1984 apareció su disco más comercial Too Tough to Die  con canciones que estuvieron en la radio y en la fiestas de 15 como “Howling at the Moon (Sha la la)” o “Chasing the Night” y antes de salir del colegio llegó a mis manos el Animal Boy (1986), donde retornan al punk ácido y pesado de sus primeros albumes.

ramones_logo

Logo de Ramones

Ya viviendo en Miami, seguí completando mi coleccion de cassettes y después Cd’s con Halfway to Sanity (1987) · Brain Drain (1989) · Loco Live (1991) · Mondo Bizarro (1992) · Acid Eaters (1993) y ¡Adios Amigos! (1995) y con las compilaciones como Ramones Mania 1 y 2.

Fue justamente pocas semanas después de comprar, el que seria su último album ¡Adios Amigos! , que me enteré de la presentación de Ramones en la discoteca The Edge de Ft. Lauderdale el 20 de Abril de 1995 y apenas salieron a la venta las entradas en Ticketmaster, me aseguré en comprar 2 boletos, los cuales no eran numerados, solo te daban derecho a entrar a la disco. 

Semanas antes del concierto me fui preparando, me mandé imprimir un polo con la foto, el logo del grupo y la fecha del concierto y empecé a buscar compañero, a quien invitaba al concierto, pero tenía que tener carro para ir hasta Fort Lauderdale, ya que mi carrito no estaba para esos viajes. La tarea no fue fácil, porque el concierto era Martes y la mayoría no quería trasnochar porque tenían que trabajar el día siguiente.  Finalmente, Carlos, un compañero venezolano que trabajaba conmigo en KFC, aceptó llevarme y acompañarme y así salimos de Miami con la debida anticipación para agarrar un buen sitio en la discoteca.

Ramones Store - The Edge

Ramones Store - The Edge

Llegamos a The Edge y mientras hacíamos la fila, algunos gringos, medio punks, al escucharnos hablar español, nos empezaron a preguntar de donde eramos y como así estábamos en un concierto de Ramones. En la puerta no me dejaron ingresar mi cámara de fotos, la cual tuve que dejar en una cajita, casi perdiendo las esperanzas de volverla a ver (sin embargo al salir me la entregaron y pude hacer las tomas que incluyo en este post), e ingresamos al local que en lobby tenía un stand donde vendían camisetas, gorros, posters, fotos y recuerdos del grupo. La discoteca tenía 2 pisos, el primero, que supuestamente es la pista de baile, estaba repleto, asi que subimos a la mezzanine y logramos encontrar un buen lugar, en la baranda, al lado derecho del escenario. Se veía perfecto y podrías disfrutar del espectáculo del público donde la gente se lanzaba encima de la muchedumbre y la iban paseando con las manos hasta depositarlos frente al escenario, donde los bouncers los regresaban detrás de la baranda o al otro extremo de la pista.

Escenario del concierto - The Edge

Escenario del concierto - The Edge

El escenario era muy simple, como fondo tenía una banderola gigante que decía Ramones sobre una pared de ladrillos negros.  Las luces se apagaron cerca de las 11 pm y las sombras de los 4 músicos ocupando su lugar mientras afinaban las guitarras, despertaron la euforia del público y apenas se encendieron las luces, aparecieron Joey Ramone (vocalista), Johnny Ramone (guitarra),  C. J. Ramone (bajo) y Marky Ramone (batería), se escuchó el clásico One-two-three-four y empezaron los acordes de “Durango 95”  seguido inmediatamente de “Teenage Lobotomy”, el espectacular “Psycho Therapy”  y luego de que Joey se dirigiera  al público diciendo:  “It´s glad to be back here in Ft. Lauderdale”,  hicieron retumbar la discoteca con el Hey Ho, Let’s Go! de “Blitzkrieg Bop”.  En total fueron 32 canciones de todos sus albumes en un concierto alucinante de casi 80 minutos de música sin descanso y que gracias a un fanático que lo grabó en vivo y lo compartió en un blog de Ramones, he podido revivirlo. Si desean escucharlo pueder bajar el audio en: http://www.mediafire.com/?n0mmzhlmaht

Jonny Ramone saludando desde el auto

Jonny Ramone saludando desde el auto

Terminó el concierto, recuperé mi cámara, como ya comenté, y volví a ingresar a la discoteca para tomar fotos del escenario cuando estaban guardando los instrumentos y de la tienda de souvenirs donde compré una foto autografiada por Joey, Johnny, CJ y Marky.  Luego, con mi amigo Carlos, nos quedamos tomando unas cervezas en el estacionamiento mientras la música de Ramones sonaba a todo volumen en los equipos de los carros.  Increiblemente, y sin esperarlo, minutos después, salió una camioneta con toda la banda y me pude acercar hasta la ventana a saludarlos y logré tomar una foto de Johnny saludando y atrás se ve a Joey con sus clásicos anteojos oscuros. La noche estaba completa, había visto uno de mis conciertos soñados y además tenía fotos, autografos y logré estar cerca de mi banda de punk rock favorita, así que ya de madrugada y todavía con la adrenalina al tope, iniciamos el camino de regreso a la ciudad de Miami.

Foto original autografiada
Foto original autografiada

NOTA: El 15 de Abril del 2001 falleció Joey Ramone víctima de linfoma a la edad de 50 años, 4 años después un cáncer a la próstata se llevó a Johnny Ramone, el 15 de Setiembre del 2004, a la edad de 56 años. Marky Ramone, 52 años y  CJ, el más joven del grupo con 43 años, siguen actualmente en el mundo de la música haciendo presentaciones con agrupaciones propias pero siempre tocando temas de Ramones.

 LISTA DE CANCIONES DEL CONCIERTO:
01. Durango 95
02. Teenage Lobotomy
03. Psycho Therapy
04. Blitzkrieg Bop
05. Do You Remember Rock ‘N’ Roll Radio?
06. I Believe In Miracles
07. Gimme Gimme Shock Treatment
08. Rock ‘N’ Roll High School
09. I Wanna Be Sedated
10. Spiderman
11. I Wanna Live
12. Bonzo Goes To Bitburg
13. Glad To See You Go
14. Sheena Is A Punk Rocker
15. Rockaway Beach
16. Pet Sematary
17. Strenght To Endure
18. Cretin Family
19. Take It As It Comes
20. Somebody Put Something In My Drink
21. 7 And 7 Is
22. Wart Hog
23. Cretin Hop
24. Listen To My Heart
25. Today Your Love Tomorrow The World
26. Pinhead
27. My Back Pages
28. Poison Heart
29. We’re A Happy Family
30. R.A.M.O.N.E.S.
31. Chinese Rocks
32. Beat On The Brat

FACE TO FACE: BILLY JOEL & ELTON JOHN (Joe Robbie Stadium, 13 Abril 1995)

Uno de mis 4 conciertos soñados era ver al gran Billy Joel y siempre lo comentaba en mi circulo de amistades.  Por eso, apenas se enteró que Billy se presentaría en Miami, mi amiga nicaragüense Maria Chamorro me llamó al trabajo emocionada para contarme.  Esperamos varias semanas el día que

Entrada a Billy Joel & Elton John

Entrada a Billy Joel & Elton John

las entradas salieron a la venta e hicimos fila desde temprano en las tiendas Ticketmaster para poder conseguir tickets en uno de los 2 conciertos que daría en el Joe Robbie Stadium, casa de mis queridos Miami Dolphins. El Tour mundial llamado  “Face to Face”, que empezó en Julio del 94 en Philadelphia y reunió por primera vez en EEUU a Billy Joel y a Elton John,  me permitió ver en un solo escenario a dos de los más grandes cantantes y compositores de la música contemporanea, especialmente de los 80’s.

Silvia recien llegando al Estadio

Silvia recien llegando al Estadio

El día del concierto, llegamos casi dos horas antes para evitar el tráfico del “rush hour” de North Miami, estacionamos en el Parking Lot del estadio, compramos algunos souvenirs  y buscamos nuestras ubicaciones.  María y su pareja en platea y nosotros en tribuna.  Casi media hora antes del concierto, y como suele hacer Billy en casi todas sus presentaciones, un encargado de su staff se paseaba por la parte alta de la tribuna regalando entradas de primera fila para el concierto.  Con Silvia nos percatamos del asunto porque dos chicas rechazaron las entradas porque estaban en grupo, el muchacho entregó un par de entradas a una pareja que estaba una fila antes de nosotros y cuando pensabamos que eramos los siguientes, siguió su rumbo buscando otros afortunados. No teníamos nada que perder, así que le pedí a Silvia que se acerque y le diga que veníamos desde Perú para ver el concierto, pero el chico no se apiadó de nosotros, por lo que tuvimos que quedarnos en nuestro lugar.

Jonathan antes del concierto

Jonathan antes del concierto

 A las 7.30 pm  comenzó este concierto y ante la algarabía de los 50,000 asistentes, apareció Billy Joel vestido con casaca de cuero y polo negro,  jeans y con la barba sin afeitar.  Elton John salió segundos después vestido en un traje de cuero rosado, y se encontraron en el centro del escenario que tenia 2 pantallas gigantes a los lados con las banderas inglesa y americana.  Sentados cara a cara en sus magníficos pianos, intercambiaron versos de la clásica canción de Elton “Your Song”  y de Billy “Honesty”,  para luego con la banda de Elton John cantar “Don’t Let the Sun Go Down On Me”.   Luego Billy dejó el escenario y Elton  intercaló canciones modernas con hits del recuerdo como “Philadelphia Freedom”, “Take Me to the Pilot”, “Believe”  y Levon”.  

Segundos antes del concierto

50,000 personas asistieron al concierto

Elton ofreció una versión de “The one” con una introducción larga y muy al estilo de la música gospel. Al cabo de unas canciones, John quiso pagar tributo a Joel cantando su New York State of Mind” que parecía hecha a su medida.  Luego acompañado de un video de la película The Lion King en las pantallas gigantes, el británico nos deleitó con su espectacular Can You Feel the Love Tonight, canción de la escena en que Simba y Nala, ya adolescentes, empiezan a enamorarse.   Finalmente, terminó esta presentación con Saturday Night’s Alright for Fighting”.

Después del intermedio, Billy, afeitado y vestido con traje oscuro, abrió esta segunda parte del show con  I Go to Extremesdonde tocó el piano con los pies y hasta con el trasero.  Luego cantó “Pressure” , una de mis favoritas,  y “The Ballad of Billy the Kid”.  Recuerdo mucho cuando entre canciones Billy se puso a hablar con el público y dijo:  ” La vez última que estuve aquí en el Joe Robbie Stadium fue para cantar el himno nacional en el Super Bowl ….también estaba casado …pero ya no lo estoy”  (demostrando que todavía no había superado su reciente divorcio de la modelo de su video “Uptown Girl”, Christie Brinkley). Después de cantar una versión diferente de “Goodbye Yellow Brick Road”, salió nuevamente Elton John, vestido con un terno verde, para acompañarlo en “My Life”. Billy bromeó y le dijo: “lindo traje”,  mientras cantaba una parte de la cancion de la rana Rene de los Muppets: “it’s not easy being green“.  Luego nos deleitó con  “Allentown“, donde el sonido del tren lo hacia Billy con la boca, “Lullaby (Goodnight, My Angel)”, “River of Dreams” y la espectacular clase de historia de “We Didn’t Start the Fire”.

Así informó el Miami Herald sobre el espectacular concierto

Luego, acompañdo siempre de Elton al piano, Billy continuó con “Only the Good Die Young”, la canción de Elton John: “The Bitch is Back” y la muy bailada y coreada “You May Be Right”.  Para este momento del concierto, con Silvia nos habiamos ido un poco más arriba buscando que no tapar a nadie, y estabamos parados bailando y aplaudiendo las canciones. Luego vinieron “Bennie and the Jets” con un duelo de pianos al final, “A Hard Day’s Night”, “Lucille” y  “Great Balls of Fire”.  Por supuesto, para el final guardaron la tan esperada “Piano Man”. Todavía recuerdo esa imagen de Billy y Elton cantando cada uno en su piano las letras de esta canción. No queriamos que este concierto terminase, pero ya había llegado a su fin. Más que satisfechos y comentando con nuestros amigos todo el camino de regreso hasta la casa, nos fuimos a acostar pensando en el histórico evento que habíamos presenciado.

Aquí comparto una version de Piano Man, cantada por ambos, en el programa de Jay Leno.