III COPA PELE (Joe Robbie Stadium, 27 Enero 1991)

A falta de solo 3 años para celebrarse el Mundial USA 1994, la afición por el fútbol en EEUU era casi nula y estaba centrada unicamente en los colegios y universidades, no existía una liga de fútbol profesional desde la desaparición de la NASL y el norteamericano común y corriente poco o nada conocía de las estrellas del fútbol mundial.  A partir de 1991, la FIFA, con Pelé a la cabeza, empezó a organizar, en diferentes ciudades de EEUU, torneos amistosos, partidos de exhibición entre selecciones o equipos y  partidos oficiales de Copa Libertadores, con equipos colombianos, para comenzar a despertar el interés por el fútbol.

Justamente, uno de esos torneos fue la III Copa Pelé, cuyas versiones anteriores se habían realizado en Brasil, y esta vez tuvo como escenario el Joe Robbie Stadium de Miami.  La Copa Pelé era un campeonato Internacional de Fútbol para jugadores mayores de 34 años y que alguna vez vistieron las casacas de los seis equipos ganadores de copas mundiales: Argentina, Brasil, Uruguay, Alemania, Italia e Inglaterra.  El torneo se llevó a cabo del 18 al 27 Enero y los equipos se dividieron en 2 grupos de 3, jugando la semifinal el primero de cada grupo contra el 2do del otro, pasando los ganadores a la final.  La final fue entre Brasil que goleó a Uruguay 4-0 y Argentina que venció a Italia en definición por penales después de terminar 1-1.

Entrada Copa Pelé III

Entrada a la Final de la III Copa Pelé

El Domingo 27 de Enero salimos en 2 carros 10 personas rumbo al estadio: Silvia, yo, mis hermanos Juan Carlos y Coco, mi papá, mis primos Juan Antonio, Alex y Bluyo y mis amigos Jaime y Greg.  Compramos nuestras entradas en la boletería, ingresamos con nuestras banderas de la “U” y nos instalamos en platea baja, pudiendo apreciar el 2do tiempo del partido por el tercer lugar entre Italia y Uruguay, que ganaron los azzurris 2-1 con tantos de Claudio Gentile y el goleador Paolo Rossi quien, tras recibir un servicio de Altobelli, sombreó la pelota al arquero Fossatti para marcar el 2-0, descontando para los charrúas Pablo Forlán (el papá de Diego Forlán) a pocos minutos del final.

En el Joe Robbie Stadium

En el Joe Robbie Stadium

La final, con clásico sudamericano, tuvo como marco la mejor asistencia del torneo: 13,550 aficionados poblaron las tribunas. La barra argentina se ubicó en las populares detrás del arco que defendía el  “loco” Hugo Orlando Gatti en cada tiempo.  El partido empezó con dominio argentino que se vio reflejado en el marcador a los 25 minutos cuando Bulleri, con soberbio tiro libre al angulo superior izquierdo, abrió el marcador.   Zico, que normalmente entraba en los 2do tiempos, se vio obligado a ingresar a los 13 min. ante la temprana lesión de Mario Sergio.  Después del gol, Brasil reaccionó y presionó buscando el empate que finalmente llegó a un minuto del final del primer tiempo cuando el zurdo Edu, corrido por derecha, recibió un balón y remató desde unos 35 metros. El balón se estrelló en la parte baja del poste izquierdo de Gatti antes de introducirse a la valla para el 1-1 transitorio, desatando con ello una algarabía general de los aproximadamente 2,500 hinchas auriverdes, ubicados en lo que sería la tribuna Oriente del estadio Nacional.

Finalistas cantando los himnos

Finalistas cantando los himnos

En el 2do tiempo, el dominio fue brasileño y los cambios durante el transcurso del mismo les dieron mejores resultados, ingresó Cafuringa por Serginho,  Eduardo por Roberto Dinamita y Cesar por Edú, mientras que en Argentina salió un agotado Villa para que ingrese Martinez y un intracedente Kempes, que no pudo reeditar la actuación ante Inglaterra donde marcó dos goles, dio pase al habilidoso peladito Oscar “Pinino” Mas, que pese a su velocidad fue bien controlado por la defensa garota.  Cuando nos estabamos preparando para la definición por penales, apareció el gran Zico para recibir un balón dentro del área, tras pase de Cafuringa y empalmarlo a la parte superior izquierda del arco de un desesperado Gatti que regresaba tras ir en busca del centro.  Después de esto ya casi no quedó tiempo para más y Brasil se alzó con un nuevo título en la categoría Master para la alegría de toda su torcida.

Juan, Silvia, yo, Bluyo y Coco

Juan, Silvia, yo, Bluyo y Coco

A la salida del estadio, nos unimos a un grupo de bulliciosos hinchas garotos que entonaban, al ritmo de sus tambores, cánticos burlones hacia los argentinos, que, a pesar de la derrota, nunca dejaron de gritar y alentar.  Subimos a nuestros carros y nos fuimos ondeando las banderas cremas por las ventanas y contentos de haber disfrutado una gran final y haber tenido la oportunidad de ver tan cerca a muchas estrellas mundialistas y varios campeones mundiales de Argentina 78 y España 82.

Para mayores detalles de resultados, alineaciones y estadísticas, visitar esta página sobre las Copas Mundiales Master: http://www.rsssf.com/tablesp/pele-wc.html

 

3 comentarios

  1. Buen recuerdo… que tales caras de chibolos.. pero cómo malogran las fotos con esa tela, pe!

  2. Ya desde chiquita me obligabas a ir al estadio!!!!

  3. Ese dia yo naci… el 27 de enero de 1991

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: