MUNDIAL EEUU 1994: BELGICA vs MARRUECOS (Citrus Bowl, 19 Junio 1994)

La FIFA eligió a los Estados Unidos como escenario de la Copa Mundial 1994 con el fin de estimular el interés por el “soccer” que estaba muy por debajo del béisbol, el football americano, el basket y hasta el hockey; sin embargo, a poco de iniciarse el Mundial, en Miami no se vivía la fiebre mundialista como en el resto de ciudades del mundo que estaban pendientes de todos los pormenores del evento deportivo más importante del planeta.

Entrada del Mundial USA 94

A diferencia del americano promedio, que a pocas semanas de iniciarse el Mundial no sabía que el mismo se iba a desarrollar en USA, yo estuve muy pendiente de las noticias sobre el sorteo y la puesta a venta de las entradas. Es más, pocos días después que salieron las indicaciones de como comprar las entradas, analicé el fixture, las fechas de partidos en Orlando y elegí el primer partido de esa sede, básicamente porque era Domingo y no tenía que pedir permiso en el trabajo, ni perder clases en la universidad para asistir. Compré las entradas, vía telefónica, con muchos meses de anticipación, aún sin saber que equipos jugarían ese encuentro, solo que era el partido Nº 6 y  los equipos pertenecían al grupo F. Luego de algunos meses, cuando terminó la etapa clasificatoria y se realizó el sorteo, me enteré que el partido era Bélgica vs. Marruecos y algunas semanas antes del Mundial llegaron las entradas por correo, las cuales no me cansaba de contemplar emocionado por asistir a mi primer Mundial.

El Viernes 17 de Junio de 1994 se inauguró el Mundial con una espectacular ceremonia y un partido discreto entre el campeón defensor Alemania y el debutante Bolivia y al día siguiente muy temprano salí con Silvia rumbo a Orlando, llegando antes del medio día y encontrando, al fin, carteles, banderolas y colgantes en las calles anunciando el World Cup 1994. Ese sábado visitamos por primera vez Universal Studios y con un TV portátil pude ver algunos minutos de los partidos del día.

Silvia frente al Citrus Bowl

Silvia frente al Citrus Bowl

El Domingo 19, luego del desayuno, salimos rumbo al Citrus Bowl. La información indicaba que habían buses que te llevaban al estadio desde algunos parking lots, pero estos estacionamientos costaban muy caro, así que decidimos llegar en carro hasta donde pudimos, porque las calles estaban restringidas solo a peatones. Luego de estacionar en el jardín de una casa por 5.00 U$, empezamos a caminar las cerca de 10-15 cuadras que nos separaban del Estadio y mientras nos acercábamos empezamos a disfrutar del colorido y la alegría de los hinchas belgas y de los tambores y cánticos de los marroquíes.

Escenas de la inauguración

Escenas de la inauguración

Ingresamos al estadio poco después de las 11 am y esperamos, bajo un calor insoportable, el inicio de la Ceremonia de Inauguración de la sede, un espectáculo de casi 40 minutos (una versión corta de la inauguración oficial) que constó de desfiles y coreografías de danzas con banderas y globos, mientras en el escenario Jon Secada cantaba sus mejores temas como “Just Another Day” y “Angel”, para terminar con un lindo show de fuegos artificiales, que no fue tan espectacular por su colorido, ya que el día era soleadísimo, sino por el sonido y por la humareda que provocó y que quitó la visibilidad de la cancha por varios minutos.

Silvia y yo antes de empezar el partido

Silvia y yo antes de empezar el partido

Con 61,219 espectadores abarrotando las tribunas y bajo el arbitraje del colombiano José Joaquín Torres Cadena, a las 12.30 en punto se dio inicio al partido, mi primer partido de un Mundial.   Los primero minutos fueron de claro dominio belga, destacando, Enzo Scifo (10), no solo por sus revolucionarios chimpunes rojos, sino por manejar los hilos del equipo europeo que no tardó en ponerse adelante en el marcador, luego de un centro por derecha, el delantero Marc Degryse (9) se adelantó a la salida del portero Khalil Azmi (1) para con golpe de cabeza marcar el primero y único gol del encuentro, justamente en el arco frente a nosotros, para alegría de los hinchas belgas que se encontraban distribuidos en grupos por las diferentes tribunas. El gol lo celebramos de pie con aplausos, mientras se esfumaba mi temor de no ver un gol en vivo en el Mundial.

Yo (levantando la mano) en medio de la tribuna

Yo (levantando la mano) en medio de la tribuna

El equipo marroquí tuvo algunas ocasiones para anotar, pero el travesaño y las buenas intervenciones del golero Preud´Homme (1) evitaron que llegue el ansiado empate de los africanos, aunque realmente lo merecieron.  Nuestra tribuna, además de muy colorida, fue muy bulliciosa, ya que tenía hinchas de ambos países, destacando los cánticos belgas, muy a lo europeo, y la música y bailes de los marroquíes, que pese a la derrota, siguieron danzando y alentando a su selección. A las 2.45 pm el árbitro dio por terminado el partido y los equipistas belgas celebraron en la cancha y se acercaron a nuestra tribuna a saludar a los hinchas belgas que ondeaban banderas de su país. Nos tomamos algunas fotos en el estadio y en las afueras del mismo y empezamos a caminar de regreso al carro, para terminar la tarde visitando nuevamente Universal Studios, antes de iniciar el viaje de retorno a Miami.

Al final del partido con hinchas marroquies

Al final del partido con hinchas marroquíes

Este es el Mundial del que más imágenes tengo en mi cabeza. El gol de Hagi de casi medio campo a Colombia, las celebraciones de los Nigerianos, los goles y  bailes del cuarentón camerunés Roger Milla, el fatal autogol del colombiano Andrés Escobar, el doping de Maradona, el casi gol de perfecta chalaca del americano Balboa, los goles de Romario, Baggio y Hristo Stoichkov, la histórica celebración de Bebeto meciendo los brazos en honor a su bebe recién nacido, los estadios repletos, las canchas impecables y el sol impresionante han sido realmente inolvidables.

NOTA FINAL: Si bien el Mundial fue un éxito en el sentido de que batió el record de espectadores en los estadios -casi tres millones seiscientas mil personas-, lo cierto es que a largo plazo se ha demostrado que la apuesta fracasó, ya que el ‘soccer’ sigue estando donde estaba en USA, aunque desde el año pasado, la llegada de David Beckham a los Angeles Galaxy le ha dado cierto realce a la liga americana de Fúbol y ha puesto a la MLS en los noticieros deportivos de fútbol del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: